sábado, 29 de abril de 2017

La apariencia de lo real






Maravillosa exposición en el Museo Carmen Thyssen de Málaga. Si tenéis la oportunidad de verla, os recomiendo que no os la perdáis (finaliza el 10 de septiembre). Me gustó tanto o más que la de los Realistas de Madrid y me hizo descubrir a algunos artistas que no conocía. Las imágenes reproducen detalles de estas obras:
  • Bodegón del membrillo (1984), de Isabel Quintanilla
  • Lirio blanco (1998), de Eduardo Naranjo
  • Nevera nueva (1991-1994), de Antonio López (no es marcapáginas)
  • El boxeador (1988), de César Galicia. No, no es una foto. ¿Adivináis la técnica? Se trata de acuarela y grafito sobre tabla.

4 comentarios:

Luisa dijo...

A min gústanme moito.
Teño oído moitos comentarios a propósito da pintura Realista, pero para min unha foto non ten por que ser substituta dunha pintura.
O dos marmelos encántame...Agora xa hai xente que non sabe o que é o Duralex...

Coma sempre, estupenda entrada.

Un bico

Luisa

Pini dijo...

Esos membrillos están para comérselos.
Un abrazo

El Útil Marcapáginas dijo...

Por los marcapáginas expuestos y por lo que nos cuentas, procuraré no perdérmela.
Un abrazo.
Lucía.

enri p dijo...

Luisa, estou de acordo, neste tipo de obras sempre atopo unha visión persoal (melancólica en moitos casos, como a pátina do paso do tempo) que non vexo case nunca en fotografía.
Pini, de verdad que dan ganas.
Lucia, además, en algunos casos como los bodegones, confrontan las obras actuales con otras de antiguos maestros. Es genial.
Gracias por vuestros comentarios
Un abrazo